Ventajas de los métodos innovadores aplicados al aprendizaje

Los métodos innovadores aplicados al aprendizaje se van imponiendo poco a poco en nuestro día a día; de hecho, no sólo los encontramos en la formación propiamente dicha sino también en creciente medida en la forma en que funcionan las empresas, especialmente -pero no exclusivamente- en las relacionadas con la tecnología, por lo que conocerlos es cada vez más importante no sólo para formarnos sino también de cara a conseguir un puesto de trabajo.
Estos nuevos métodos implican no sólo el conocimiento y uso de nuevas herramientas de software que facilitan el aprendizaje y el desarrollo de tareas, sino también la implementación de nuevos métodos de funcionamiento y de trabajo en equipo. Echemos un vistazo a algunos de los más usados en la actualidad.

Slack: adios a los emails

Slack es una plataforma de mensajería que busca fomentar la comunicación entre equipos; basada en el uso de canales, con Slack se pretende que las personas pueden trabajar de forma conjunta de manera mucho más eficiente, conectando en una misma plataforma todas sus herramientas y servicios de software para poder acceder fácilmente a toda la información que se haya manejado hasta el momento en cada canal.

Es decir, lo que se pretende es que cuando una persona se incorpora a un canal, tenga acceso inmediato a toda la información que se ha manejado en ese grupo; para ello ofrece la posibilidad tanto de organizar chats por temas como de crear grupos privados, enviar mensajes directos, o incluso realizar videoconferencias; además permite integrar servicios de terceros como Google Drive, Dropbox, Skype, etc.

Este sistema es muy útil por ejemplo si nos incorporamos a un curso ya iniciado o a un grupo de formación: mientras que usando el tradicional email encontraríamos nuestra bandeja de entrada vacía y no tendríamos acceso a la información que se ha manejado hasta ahora, con Slack basta con acceder a un canal para saber de inmediato todo lo que se ha tratado anteriormente, conectar con compañeros y preguntar dudas, etc.

Por supuesto estas ventajas hacen que también se use ampliamente en muchas empresas, por lo que muchos cursos de formación -especialmente aquellos que se desarrollan total o parcialmente online- ya lo incorporan como una herramienta más de comunicación entre profesores y alumnos, que una vez practicada nos será muy útil a la hora de manejarnos en un entorno laboral actual.

Trello: aprendiendo a administrar proyectos

Aunque Trello en principio está diseñada para gestionar proyectos, lo cierto es que es una herramienta muy versátil que se puede usar para casi todo: desde organizar proyectos en el trabajo o en el colegio hasta planificar tareas del hogar, vacaciones… De su popularidad da fe el hecho de que cuenta con cerca de 40 millones de usuarios activos en todo el mundo.

Y es que, si buscas trabajar en varios proyectos de forma colaborativa y en equipo, de manera sencilla e intuitiva, esta es tu herramienta ideal. Para lograrlo Trello emplea el sistema de información kanban, registrando las tareas mediante tarjetas o tableros con los que se van organizando las actividades, permitiendo compartirlos, agregar notas y comentarios, incluir etiquetas y archivos…

En definitiva, la idea es manejar un gran tablón virtual donde “colgar” todo tipo de cosas que nos sean útiles, y a partir de ahí organizarlas y compartirlas para que todos colaboren; de ahí que sea una herramienta que se usa en empresas que quieren fomentar el trabajo en equipo, pero también ampliamente en la educación formal para permitir que profesores y alumnos -e incluso padres- colaboren a la hora de realizar actividades o simplemente de compartir información.

Agile: toda una filosofía

La metodología Agile es en realidad toda una filosofía desarrollada a principios del siglo XXI que busca transformar radicalmente la forma de trabajar y organizarse. Nacida en las industrias de creación de software al comprobar que la forma tradicional de organizar el trabajo era poco eficiente, lo que hace la filosofía Agile es dividir una tarea en partes más pequeñas que se revisan constantemente y que luego, una vez completadas, se unen para crear el resultado final.

Aplicada al mundo laboral, esta filosofía busca dar una respuesta más rápida, flexible y eficiente a clientes cuyas demandas pueden ir cambiando a medida que avanza el proyecto; también implica un mayor compromiso del empleado, pero a su vez éste recibe más libertad y confianza de la dirección y se crea sensación de equipo. Aplicado al aprendizaje, Agile tiene grandes aplicaciones en cursos de formación en los que se busca dividir la materia y que el alumno/a aprenda a su ritmo.

Íntimamente vinculado con la filosofía Agile está el llamado marco de trabajo Scrum, una palabra que viene del rugby y que, al igual que ocurre en ese deporte, implica trabajar en equipo y de forma colaborativa para sacar adelante proyectos complejos. El objetivo no es sólo conseguir el mejor resultado posible, sino que éste sea satisfactorio para el cliente porque él mismo haya tenido la oportunidad de testarlo en cada etapa de su desarrollo.

Aprendiendo para el futuro

Como ya explicamos, tanto la filosofía Agile como el marco de trabajo Scrum se aplican ya no sólo en el mundo laboral, sino también en la formación. Un ejemplo lo encontramos en la escuela digital Adalab, una ONG que fomenta la incorporación de la mujer al mundo laboral formando desde cero futuras programadoras web, una de las profesiones de futuro más demandadas. Aplicando estas metodologías, han conseguido que sus alumnas encuentren rápidamente trabajo.

Dentro de la formación destinada a fomentar la incorporación al mundo laboral, es también importante saber manejar herramientas de búsqueda de empleo hasta hace poco impensables como LinkedIn, que muchas empresas prefieren al tradicional CV; también existen metodologías que buscan potenciar nuestra propia marca personal o preparar una entrevista de trabajo (ya sea presencial u online), por ejemplo.

Todos ellos son métodos innovadores aplicados al aprendizaje a los que tendremos que acostumbrarnos, porque no son el futuro: son ya el presente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.