El conocimiento en el II Congreso de Ciudades Inteligentes

Por segundo año consecutivo, la ciudad de Madrid ha acogido al Congreso de Ciudades Inteligentes, organizado por la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) y el Grupo Tecma Red. El objetivo del evento es potenciar el intercambio de conocimiento sobre Ciudades Inteligentes en España, basándose en la innovación y la tecnología como herramientas de desarrollo.

Desde LearningLovers.org,  hemos asistido a esta segunda edición para identificar las acciones que  se están llevando a cabo en el ámbito de la educación, la formación y la gestión del  conocimiento en las ciudades inteligentes. A continuación, describimos los proyectos recogidos por el congreso en este ámbito:

Smartkids: Construyendo el futuro de las ciudades a través del desarrollo de las competencias de los jóvenes

El programa Gijón Smartkids está desarrollado por CTIC con el apoyo del Ayuntamiento de Gijón, y en él colaboran docentes y empresas innovadoras. Consiste en un proceso guiado de creatividad orientado a la construcción de una Smart city, que se desarrolla a lo largo del curso escolar.

El objetivo es que los jóvenes identifiquen los problemas de la ciudad, para idear soluciones y aprender a diseñar modelos de negocio. Con este fin, desarrollan en equipo una serie de prototipos con soluciones tecnológicas que les permiten comprender cómo la tecnología puede ayudarles a mejorar su calidad  de vida. Desde 2015, han participado más de 800 jóvenes de entre 10 y 18  años, desde 12 centros educativos con más de 40 docentes implicados.

El diseño de ciudades inteligentes requiere que los alumnos desarrollen sus capacidades de aprendizaje, de resolución de problemas y de emprendimiento. Es necesario cultivar su pasión por la tecnología y el conocimiento desde edades tempranas, para que adquieran habilidades creativas, técnicas y tecnológicas.

Para Lidia Parra Ortiz, responsable del proyecto Gijón Smart Kids, y Miguel Ángel Acero Álvarez, de la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación, el sistema educativo actual no está haciendo suficiente énfasis en la necesidad del desarrollo de competencias digitales y la creatividad que los jóvenes necesitan para hacer frente a desafíos sociales y económicos, y que son necesarios para la construcción de las ciudades del futuro.

El Informe Horizon 2014 Europa del New Media Consortium destaca que el nivel de niños y adolescentes europeos en competencias digitales es aún insuficiente. Este nivel es crítico y se manifiesta sobre todo cuando los alumnos tienen que participar y crear sus propias respuestas. Para satisfacer esta necesidad, surgen los programas para el desarrollo de competencias digitales y de estímulo de la creatividad, la innovación, el emprendimiento y la participación.

José Antonio Marina, investigador educativo, indica que los niños y niñas deben adquirir capacidades en cuatro ámbitos de actividad: emprendimiento, creatividad, innovación y ejecutivo. Estas competencias les permiten participar en redes sociales, ser ciudadanos activos en lo público y en lo privado, generar contenidos y utilizar herramientas de aprendizaje.

Es necesario acercar a los jóvenes a la robótica, a la tecnología y a las competencias científicas (STEM, iniciales en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática). Se fomenta el intercambio de talento, entendido como la capacidad de utilizar lo aprendido para seleccionar objetivos, potenciar la creatividad y utilizar las herramientas disponibles con eficacia.

En EE.UU. por ejemplo, un modelo puede verse en la Escuela Politécnica de Nueva York, que celebra anualmente el programa Smart Cities. En él, un grupo de estudiantes aprende los aspectos técnicos implicados en el desarrollo de ciudades inteligentes, mediante el desarrollo de prototipos que dan solución a los problemas de la ciudad de Nueva York.

Gijón Smartkids

Este proyecto se basa en la colaboración público-privada de los distintos agentes que influyen en la incorporación de los jóvenes en la innovación y las tecnologías, como son: los centros de investigación, las empresas, las administraciones públicas, las familias y el sistema educativo. El parque científico tecnológico de Gijón (PCTG) facilita la creación de ecosistemas donde participan todos estos agentes. Está ubicado en la Milla del conocimiento, un espacio geográfico donde se potencia la convivencia del arte y la cultura con la tecnología y la ciencia.

Los jóvenes que participan en el programa de Gijón Smartkids tienen contacto con empresas y tecnología innovadora, que les muestran las posibilidades del emprendimiento tecnológico. Se trata de trasladar el aprendizaje basado en la experiencia fuera del aula, con el fin de aprender cómo la tecnología puede mejorar la calidad de vida de las personas. Se enseña a crear, a resolver, a identificar alternativas para solucionar el mismo problema. El programa consta de tres iniciativas:

  1. Open Living Lab: Programa de visitas y actividades en las empresas que hay en el parque, para la participación en ambientes reales de trabajo. Participan alumnos y alumnas de 10 a 18 años para conocer productos de distintos sectores (ingeniería, geotecnia, medio ambiente, eficiencia energética, software de simulación métrica tridimensional, seguridad y emergencias, video juegos, bioseguridad sanitaria, ocio digital, marketing, diseño y publicidad digital, etc).
    El CTIC abre espacios de investigación como el CTICSmartLAB, donde los jóvenes pueden experimentar e interactuar con tecnologías como la realidad aumentada, realidad virtual, impresión 3D, tecnología RFID, tecnologías de computación vestible, visión por computador, etc. Además, se han desarrollado materiales didácticos para el desarrollo de actividades complementarias en el centro educativo, con apoyo y orientación a los docentes.
  1. TecnoEmprende: Iniciación al emprendimiento con base tecnológica, mediante la simulación y las metodologías de design thinking y lean startup. Se basa en el Plan de Acción sobre Emprendimiento 2020, que recomienda incidir en edades escolares para transformar las competencias vinculadas a las actitudes emprendedoras.
    Se diseña y se pone en marcha un proyecto emprendedor mediante metodologías de ideación y gestión de proyectos (scrum, Lego® Serious Play, etc). Se alternan exposiciones a la tecnología con sesiones de trabajo en equipo para el desarrollo de un prototipo de productos tecnológicos. Se busca la participación activa, la reflexión, el razonamiento y la experimentación de los participantes.
  2. Junior Think Tanks: Participación ciudadana en sesiones de trabajo tipo Think Tanks para el desarrollo del concepto de Smart cities. Los jóvenes deben identificar los problemas de la ciudad para generar soluciones y propuestas de acción para la mejora de la ciudad.
    Se elabora así un proyecto tecnológico y sostenible mediante procesos de “aprender haciendo” (learning by doing), distintas técnicas de creatividad con piezas de lego que permiten reflejar aspectos emocionales de los participantes y la metodología del elevator pitch para trabajar la síntesis en la presentación de proyectos.

Resultados

Los jóvenes muestran que la tecnología puede desempeñar un papel importante para el desarrollo y mejora de las ciudades, la detección de necesidades y la propuesta de soluciones de alto valor creativo e innovador.

Se desarrolla el pensamiento científico y técnico mediante el proceso de identificación de problemas y la selección de propuestas mediante criterios de relevancia, eficacia y viabilidad.

Gijón SmartPark propone el desarrollo de mobiliario urbano inteligente (asientos), alimentado con energía solar, con acceso a internet y pantalla táctil que permite el acceso a información útil de la ciudad. Se estudia la posibilidad de incorporar un sistema de calefacción para días de baja temperatura.

El proyecto Stop-EMTUSA propone el desarrollo de una app y un sistema de sensores en las paradas de autobuses en zonas rurales para detectar si hay pasajeros esperando. Se logra así una gestión más eficaz de las rutas.

Otro proyecto consiste en los contenedores de basura inteligentes. Se coloca un sensor en la boca del contenedor, que detecta si el tipo de residuo es adecuado para ese contenedor. Si no lo es, no se abre.

Face-simulator, por último, se basa en el reconocimiento facial para conocer qué le pasa a un bebé cuando llora, mediante una app con la que los padres podrán grabar al niño o niña y saber qué le ocurre.

Conclusiones

  • Al trabajar sobre problemas de la sociedad actual, se contribuye a la comprensión de la realidad social y a impulsar el compromiso social de los jóvenes.
  • Se comprende cómo la tecnología mejora las ciudades al identificar con ella sus problemas y ofrecer soluciones; se favorece así la competencia digital y el desarrollo del pensamiento científico-técnico, la toma de decisiones y la apertura a la innovación tecnológica.
  • El trabajo individual y en equipo permite desarrollar la empatía, el diálogo y la negociación, la cooperación, la gestión del tiempo y de las tareas. Se potencia la autonomía y el emprendimiento.
  • Se contribuye a desarrollar la comunicación mediante dinámicas como el elevator pitch para la explicación adecuada del proyecto y su adaptación al público objetivo. Durante la exposición final de cada proyecto, los alumnos emplean contenidos digitales desarrollados por ellos mismos, como infografías, presentaciones, vídeos o imágenes, y se construye su identidad digital.
  • Se fomenta la divulgación práctica científico-tecnológica: Los jóvenes se presentan como creadores de soluciones tecnológicas para la mejora de la vida.

 

Smart talent, el talento que necesitan las ciudades inteligentes

Las ciudades inteligentes necesitan nuevos perfiles que maximicen los recursos; hay ciudades que se están despoblando de talento y otras que funcionan como polo de atracción.

El talento implica tener visión, realizar esfuerzos y lograr que las cosas ordinarias salgan extraordinariamente bien. Supone contribuir a que una ciudad o un entorno de trabajo prosperen en un mundo donde la creatividad, la innovación y el conocimiento son factores clave. Se plantean dos ejes fundamentales:

  1. Establecer una estrategia de captación y atracción de grandes talentos.
  2. Reflexionar sobre las competencias y los perfiles a incorporar.

El perfil del perfecto habitante de una Smart city

El nuevo habitante de una ciudad inteligente contará con una serie de conocimientos y habilidades, como son:

  • Data Scientist o científico de datos: Es un ciudadano capaz de gestionar la información disponible mediante el uso de apps, redes sociales, webs especializadas, objetos conectados, etc. Será capaz de encontrar la información, priorizarla, seleccionarla y decidir cuál compartir públicamente. El Big Data o el Data Mining son tecnologías que ayudan al individuo en su capacidad de discernir.
  • Conectado y colaborando en red: El ciudadano adaptado colaborará en red para aportar valor a la comunidad. Los dispositivos móviles hacen cada vez más fácil la participación en decisiones que nos impactan como ciudadanos en áreas como la movilidad o la seguridad ciudadana. La inteligencia colectiva puesta a disposición de todos será una característica de las Smart cities.
  • Aprendizaje continuo – lifelong learners: En un entorno de cambio, donde más de la mitad de los trabajos actuales habrán desaparecido en 10 años, el valor a ofrecer como profesionales será la disposición a aprender y la capacidad de responder al cambio. La formación no termina en la etapa educativa y los alumnos se convierten en sujetos activos del aprendizaje, siendo quienes deciden qué conocimientos y habilidades quieren adquirir. Curiosidad, creatividad y mente abierta son claves, así como otras competencias centradas en la era digital.
  • STEM Sciencie – Technology – Engineering – Maths: Según Bonnie Marcus en su artículo Mentors Help Create A Sustainable Pipeline For Women In STEM, las mujeres representan la mitad de la fuerza laboral en EE.UU. y sólo un 26% trabajan en STEM. Las ciudades inteligentes deben actuar sobre la disciplina STEM para impulsar el aprendizaje de la ingeniería y la ciencia desde otro punto de vista y prestar atención a los motivos que alejan a las mujeres de este entorno.
  • Inteligencia práctica: Se requieren personas capaces de adaptarse a las situaciones, que vean más allá de la función que realizan y que puedan vivir en un entorno en constante cambio. David Autor, profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT), lo define como la habilidad para responder a situaciones únicas e inesperadas del momento.

Se buscarán personas técnicamente especializadas pero transversales, con conocimientos específicos y una visión más amplia para comprender el panorama global. Son personas con actitud social, aventurera y creativa, con interés por compartir y colaborar, con una gran cultura social.

Los millennials y los centennials están demostrando que se puede cambiar la forma en la que se trabaja y en que se accede al mercado. Defienden el uso de los wearables y de internet de Todo (IoE – Internet of Everything) frente al Internet de las cosas (IoT – Internet of Things), en una realidad donde se unen personas, procesos, datos y cosas.

Smart Campus, un entorno inteligente para la comunidad universitaria

El Campus Universitario de Rabanales, en la Universidad de Córdoba, es un espacio universitario con una población activa de 9000 usuarios que trabajan en edificios de uso docente, administrativo, investigador, residencial y comercial, así como con entornos agrícolas y naves ganaderas destinadas a la investigación.

La supervisión de los principales suministros del campus, junto a los sistemas individuales de gestión técnica de cada edificio, constituyen un sistema integrado de supervisión basado en estándares abiertos de estructura flexible, que permite una administración eficiente de las infraestructuras con el apoyo de toda la comunidad universitaria.

Los sistemas inmóticos globales permiten obtener retroalimentación constante de información para analizar el comportamiento energético y funcional de los edificios y las instalaciones comunes en entornos de administración única.

En la Universidad de Córdoba, la Unidad Técnica es responsable de ejecutar la política de la universidad en materia de instalaciones, obras y comunicaciones, así como la gestión técnica de mantenimiento. Es responsable por tanto de entender cómo las nuevas tecnologías presentan la solución a los problemas de gestión técnica de infraestructuras en sus tres campus universitarios.

La universidad persigue un ahorro económico de su gestión y un incremento en la satisfacción de los miembros de la comunidad universitaria (personal docente e investigador, personal de administración y servicios, alumnos y personal externo habitual) y de la productividad de las instalaciones.

Descripción de la solución y metodología

El sistema propuesto consiste en utilizar la intranet local que comunica todos los edificios y servicios de fibra óptica, gestionada por su servicio de informática, como troncal que comunica los distintos sistemas inmóticos. La premisa básica es facilitar la integración de múltiples componentes del sistema con una arquitectura de sistemas e infraestructuras comunes. Los datos pueden viajar desde cualquier punto de la red a cualquier otro punto sin ningún fallo, incorporando un nivel alto de seguridad.

Entre las instalaciones controladas, destacan la iluminación de zonas comunes (encendido y apagado, programación de horarios, etc), gestión de la energía (visualización y registro de parámetros eléctricos), estación de bombeo de agua potable (estado de las bombas, niveles y presión constante) y red general de distribución (presión y caudal), climatización y calefacción (encendido y apagado, registro de temperatura por zonas), estación de aire comprimido para laboratorios (estado de los compresores, ventilación de la sala, presión y caudal suministrado) y gestión administrativa (incidencias, avisos de revisiones, etc). Se destaca la supervisión de cámaras frigoríficas, por su número y nivel de seguridad (al albergar actividades experimentales).

Los datos registrados pueden ser proporcionados en ficheros con formato CSV para ser visualizados y tratados desde sistemas externos. Se dota al hardware de mantenimiento de máxima seguridad, con copias de seguridad cíclicas, control de humedad y temperatura de la sala, control de acceso y vigilancia 24 horas. Desde la aplicación, se gestionan las redes de los diferentes edificios y se supervisan todos los edificios y servicios mediante alarmas generales, variables de interés para la generación de informes de comportamiento del edificio, pantallas gráficas, gestión de usuarios, etc.

Resultados obtenidos y discusión

Se obtiene una mejora en la administración y gestión técnica de las infraestructuras, en los siguientes campos:

  • Arquitectónico: Se presenta un sistema con una estructura flexible que mejora la funcionalidad del campus. El aviso y planificación de las tareas de mantenimiento ofrece no interrumpir los trabajos de terceros en los cambios y modificaciones.
  • Tecnológico: Se plantean sistemas abiertos para plantear la instalación presente o futura con diferentes fabricantes de producto. Se automatiza el funcionamiento habitual de las instalaciones, evitando el factor humano en tareas rutinarias (encendidos y apagados diarios, programación en días festivos, vigilancia de excepciones, etc). Se integran las instalaciones comunes de los edificios bajo una misma plataforma para el intercambio de información. Se emplea una arquitectura Open Data para aportar datos a terceros.
  • Ambientales: Se favorece el ahorro energético mediante el análisis de los parámetros eléctricos y comportamiento de las instalaciones. Se reducen las emisiones de CO2 al reducir los tiempos de funcionamiento de equipos e instalaciones y al detectar comportamientos anómalos que impliquen un consumo inadecuado.
  • Económico/social: Se reducen los costes de mantenimiento al contabilizar de forma automática las horas de funcionamiento de los equipos y mediante avisos de estados anómalos de funcionamiento, con lo que se aumenta la vida útil de los servicios. La Administración pública cuenta además con una herramienta de concienciación para sensibilizar a los miembros de la comunidad universitaria en materia de sostenibilidad, al contar con acceso abierto en internet a los datos energéticos y consumos. Se refuerza además la imagen corporativa de la Universidad como entidad pública.

Conclusiones

El proyecto permite plantear posibles acciones de futuro:

  • Obtención de modelos para edificios a través del registro de parámetros técnicos como consumos, temperatura, etc, en distintos momentos de uso (periodos lectivos,  exámenes,  vacaciones,  eventos,  etc).
  • App pública para los miembros de la comunidad universitaria con parámetros de interés.
  • Análisis de datos para el desarrollo de redes de calor y frío.
  • Difusión del modelo en las asignaturas de carreras universitarias relacionadas con las ciudades inteligentes, control de edificios, automatización, eficiencia energética y sostenibilidad.
  • Soporte a grupos de investigación de la Universidad relacionados con el tema.

Escrito por Leticia Lafuente para LearningLovers.org.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.